No permitas que un minuto malo en tu día arruine las 23 horas y 59 minutos restantes de tu día - Mentes Millonarias 👀
Tu Resolución es: x

No permitas que un minuto malo en tu día arruine las 23 horas y 59 minutos restantes de tu día
Mentes Millonarias
No permitas que un minuto malo en tu día arruine las 23 horas y 59 minutos restantes de tu día



Categorías: Mentes Millonarias
La distancia entre un sueño y la realidad se llama disciplina. Te lo prometo un día le contarás a tus hijos cómo inició todo Inspira a alguien hoy y quizas mañana te lo encuentres y te diga, gracias a ti nunca me rendí Lo que das en público se llama promoción, lo que das en silencio se llama humildad En mi manada la lealtad es un juramento Nunca te duermas sin un sueño, ni te levantes sin un motivo La vida es el examen más difícil. La mayoría fracasa por intentar copiar a los demás, sin darse cuenta que  todos tenemos un examen diferente Una persona cambia por tres razones, aprendió demasiado sufrió lo suficiente o se cansó de lo mismo Un experto ha fallado más veces de lo que un principante lo ha intentado. Jamás permitas que tus miedos ocupen el lugar de tus sueños El éxito no se busca se trabaja No vales por un título, vales por lo que eres capaz de hacer con lo que sabes No te preocupes por los fracasos, preocúpate con las posibilidades que pierdes cuando ni si quiera lo intentas Algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan con que pasará, otras hacen que suceda 8 señales de que has madurado Apúntale a tus objetivos y dispárale con todo lo que tengas
Sabiduría Japonesa La distancia entre un sueño y la realidad se llama disciplina. Te lo prometo un día le contarás a tus hijos cómo inició todo Inspira a alguien hoy y quizas mañana te lo encuentres y te diga, gracias a ti nunca me rendí
Lo que das en público se llama promoción, lo que das en silencio se llama humildad En mi manada la lealtad es un juramento

Agregado por admin

Mentes Millonarias - Mentes Millonarias

Términos y Condiciones de Uso | Política de Privacidad | Contacto