Ser pobre es algo muy costoso, deja de serlo

Consejos

A menos que sea a través de una herencia o sacarse la lotería, ser millonario requiere de mucho esfuerzo, trabajo, constancia, dedicación y hasta inteligencia. Es por ello que en muchas personas surge esa actitud conformista, cayendo en el error de sus vidas al pensar que ser pobre es algo más sencillo. Para muchas personas es extremadamente difícil dejar su zona de confort y buscar la forma de salir adelante para alcanzar algo mejor para ellos y sus familias. No obstante, lo que desconocen es que – literalmente – ser pobre es algo demasiado costoso.

El argumento se basa en que esta condición, es perjudicial tanto para el dinero, como para el tiempo, pues la persona requiere de invertir mayor cantidad de tiempo en encontrar los recursos necesarios para sobrevivir, de modo que bajo ninguna circunstancia se debe creer que por ser pobre, no se tendrán preocupaciones extremas ni obligaciones de gran magnitud, principalmente porque con el ritmo que lleva el mundo es casi seguro que de no empezar a mejorar la situación, se  terminará dándolo todo para tan siquiera poder comer.

Con la claridad acerca del por qué ser pobre no es bueno para la vida, es el momento de comenzar a revertirlo, para ello los pasos más recomendables son los siguientes:

  • Aprender: tomarse un poco de tiempo al día para dedicar a la lectura de libros que narren historias de éxitos, para adquirir los conocimientos necesarios que permitan iniciarse adecuadamente en el mundo de los negocios
  • Ahorrar: es el primer paso cuando se quiere alcanzar una  gran fortuna
  • Invertir: cuando se tenga un buen capital ahorrado, es indispensable encontrar algún negocio en el que invertir para multiplicar ese dinero. Lo aconsejable es reinvertir el resultado pero sin descuidar el ahorro.
Compartir

Comentarios