Decisiones que te hacen perder dinero sin que te des cuenta

Consejos

La administración financiara debe llevarse con mucha minuciosidad, ya que aunque no parezcan obvias a simple vista, son muchas las decisiones que conducen a la pérdida de dinero sin necesidad.  La clave está en estudiar los posibles escenarios y analizar lo concerniente al buen uso del dinero para alcanzar multiplicar las inversiones.

Alrededor del mundo, son desperdiciados millones de dólares por malas decisiones, especialmente derivado de que las personas no han aprendido a controlar sus hábitos de compra  o estudiar sus modelos de inversión. Alejarse de esas estadísticas y planificar los gastos personales y/o empresariales requiere de evitar:

  • Compras innecesarias:

El impulso es el enemigo de la economía, existen personas que compran innecesariamente productos en una tienda  para luego arrepentirse o sencillamente nunca utilizar un determinado producto

  • Desperdiciar comida:

Adquirir mayor cantidad de alimentos del que  realmente se necesita es una manera fácil de perder dinero. La solución está en organizar el consumo de forma estricta

  • Guardar dinero en el banco en lugar de hacer una inversión inteligente:

Esto no quiere decir que el ahorro sea una mala idea, sino que la visión cambia cuando se piensa como inversionista. Dentro de un banco, el dinero genera un interés, pero este es tan mínimo que ni siquiera soporta la inflación; entonces, si lo que se busca es gran prosperidad, se encontrará en escenarios de inversión puedan brindar la posibilidad de multiplicar a lo grande ese dinero

  • Inversiones sin experiencia sólida:

Es cotidiano encontrar anuncios acerca de cómo invertir en la bolsa de valores, mercado cambiario, comercio del oro, empresas emergentes, y un sinfín de alternativas más. Careciendo de la experiencia adecuada, cada uno de ellos se transforma en capital de riesgo, es decir, si se desconoce a detalle un rubro de negocios y sus variables, el fracaso es latente y lo más seguro es que se termine perdiendo dinero.

Compartir

Comentarios